dazzler hoteles 
Recepción  (+54 11) 2058 5556
 RESERVAS  (54 11) 5217-5799
reserve online

LA CIUDAD

LA CIUDAD

LA CIUDAD

Cuando usted llegue a Buenos Aires, no tardará en reconocer cuáles son los pilares turísticos de la ciudad: el tango, la carne y el fútbol. No se preocupe. Le sobrarán oportunidades para probar un buen bife de lomo, para disfrutar un show con música de Gardel, o para visitar la Bombonera. Pero detrás de estas insignias de la tradición porteña, existe una ciudad moderna y cosmopolita que guarda decenas de secretos. Una ciudad que conjuga una amplia oferta cultural con una vibrante vida nocturna.


RECOLETA

RECOLETA

RECOLETA

Si estuviéramos en la década del 30, diríamos que este es el barrio más trendy y chic de la ciudad y que aquí es donde la gente sale a pasear; a ver y a ser vista. Hoy Recoleta conserva aquel estilo clásico del lujo porteño, tanto en su arquitectura como en cierta aura que sobrevuela la zona, como si aquel glamour de Buenos Aires aún flotara en las veredas.


ARTE Y MUSEOS

ARTE Y MUSEOS

ARTE Y MUSEOS

Si te gusta la pintura, estarás encantado cuando te pares en la intersección de las avenidas Libertador y Pueyrredón. Allí verás el Museo Nacional de Bellas Artes, que en su colección permanente conserva el mayor patrimonio artístico del país, con obras de artistas argentinos (Berni, Fader, entre otros) e internacionales, desde Picasso y Manet, hasta Van Gogh. El Palais de Glace está a metros de allí y suele ofrecer interesantes exposiciones itinerantes. El Centro Cultural Recoleta, en tanto, tiene exposiciones, pero también ciclos de teatro, música y festivales diversos. Ya un poco más lejos encontrarás uno de los museos más nuevos y atractivos de la ciudad: el Malba (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires), que conserva obras de arte contemporáneo y es una gran usina cultural. Vale la pena estar atento a sus ciclos de cine. Como plus, tiene un lindo café­restaurante con mesas al aire libre.


Otra perlita menos conocida es el Museo Isaac Fernández Blanco, con piezas de arte hispanoamericano en una preciosa mansión colonial. Un verdadero tesoro que explica, a través de objetos, la historia del nacimiento de la Argentina. Además, esconde misteriosas leyendas de fantasmas. Vale la pena conocerlo.


PARQUES Y ARQUITECTURA

PARQUES Y ARQUITECTURA

PARQUES Y ARQUITECTURA

Aunque no hace falta entrar a un museo para apreciar el patrimonio artístico de la zona ya que, por su arquitectura, Recoleta es una suerte de museo a cielo abierto. Basta con pasear por la Avenida Alvear o Quintana y observar los châteaus de tipo parisino que aún se conservan desde principios de siglo y donde el estilo academicista francés predomina.


Hay algunos edificios ante los que vale la pena detenerse: uno de ellos es el de la Facultad de Ingeniería, de un estilo neogótico, que esconde una larga historia de frustrados proyectos de remodelación. Otro es la moderna Biblioteca Nacional, que tardó 30 años en ser construida y privilegia los bloques de hormigón en un estilo llamado “brutalista”. No hace falta ir a buscar libros para apreciarla: también se puede conocer sus terrazas internas y, desde allí, disfrutar de la vista hacia Plaza Francia. Una vez ahí, te recomendamos pasear por el lujoso barrio La Isla, de escalinatas, calles empedradas, embajadas y propiedades de lujo: un verdadero oasis en plena ciudad. El dato: parar a tomar un café y comer una torta en el pequeño bistró Florencio.

El otro paseo imperdible y que no falta en ninguna guía de turismo es el Cementerio de la Recoleta, donde yacen los restos de algunas de las más importantes figuras de la política, las artes y la alta sociedad porteña, desde Eva Perón hasta Raúl Alfonsín, pasando por Adolfo Bioy Casares. Más allá de esto, hay bóvedas y mausoleos que son verdaderas obras escultóricas. Hay varias opciones de tours y visitas guiadas para conocerlo.

Cada fin de semana se lleva a cabo una colorida feria donde se venden artesanías, ropa y antigüedades, además de tener artistas y simpáticos shows callejeros. Si bien se la conoce como “la feria de Plaza Francia”, tiene lugar en la Plaza Intendente Torcuato Alvear.


CENTRO - SHOWS Y TEATRO

CENTRO - SHOWS Y TEATRO

CENTRO - SHOWS Y TEATRO

El corazón comercial y financiero de la city se encuentra en el microcentro, donde durante la semana se percibe el pulso agitado de la ciudad. Las peatonales Florida y Lavalle son las arterias tradicionales para pasear por esta zona; sin embargo, en los últimos años se sumaron nuevas calles desprovistas de autos. Una de ellas es Reconquista, que reúne una buena cantidad de bares que estallan de gente y pintas de cerveza a partir de las 18 horas, en momentos de happy hour. La Plaza San Martín, en tanto, es el espacio verde que le da aire y luz al barrio. Y la tradicional Avenida Corrientes es el corredor al cual debe prestar atención si lo que busca son buenas obras de teatro o estupendas librerías. Por supuesto que, después de la función, no puede dejar de comer una pizza en alguna de las tantas pizzerías de antaño que hay en los alrededores, como Guerrín, Banchero o El Cuartito.


PUERTO MADERO: MODERNIDAD FRENTE AL RÍO

PUERTO MADERO: MODERNIDAD FRENTE AL RÍO

PUERTO MADERO: MODERNIDAD FRENTE AL RÍO

Desde el microcentro, cruzando la Avenida Alem, llegará a Puerto Madero (donde alguna vez funcionó el puerto porteño), la zona comercial más prolija y moderna de la ciudad, con muchos restaurantes (sobre todo en la avenida Alicia Moreau de Justo) y explanadas para pasear frente a los diques y un llamativo silencio que lo hará sentir alejado del bullicio de la city. Allí verá los edificios más lujosos de Buenos Aires. Si sigue caminando, llegará a la Costanera Sur y Reserva Ecológica, uno de los espacios verdes más importantes.


PALERMO VIEJO: MODA, BARES Y RESTAURANTES

PALERMO VIEJO: MODA, BARES Y RESTAURANTES

PALERMO VIEJO: MODA, BARES Y RESTAURANTES

Palermo es el barrio más grande de la ciudad (con casi 16 kilómetros cuadrados de extensión), se divide en varias subzonas, dos de las cuales reúnen lo más novedoso en materia de gastronomía, moda y diseño. En Palermo Hollywood, cuyo nombre se inspira en la gran cantidad de productoras de cine y TV que durante los últimos quince años se instalaron en la zona, sobresale el circuito de bares y discotecas de la calle Niceto Vega, además de una variada oferta de restaurantes. Del otro lado de las vías, en Palermo Soho (en alusión al célebre distrito neoyorquino) se instalaron las mejores boutiques de moda y diseño. Aquí también podrá encontrar una abundante oferta de bares, cafeterías y restaurantes, tanto tradicionales como de vanguardia. Vale la pena sentarse a tomar una café en las mesas de la vereda frente a las plazas Armenia o Cortázar, epicentros de la movida de un barrio pujante que no deja de crecer.


A pocas cuadras de allí, ya en el barrio de Almagro, decenas de grandes marcas de ropa que abrieron sus locales "outlets", con ofertas tentadoras. La esquina de Aguirre y Gurruchaga es un buen punto para inciar el recorrido, si lo que busca es indumentaria de primera línea a buen precio.


OTROS PUNTOS DE ATRACCIÓN

OTROS PUNTOS DE ATRACCIÓN

OTROS PUNTOS DE ATRACCIÓN

Además, Buenos Aires ofrece algunas atracciones ineludibles para cualquier visitante. Estas son algunas de ellas:

  • Plaza de Mayo: la plaza más antigua de la ciudad, escenario de muchos de los más importantes acontecimientos políticos de la historia argentina. Alrededor de ella verás otros atractivos para visitar, como la Casa Rosada (sede del Gobierno Nacional), la Catedral Metropolitana y el Cabildo.
  • Caminito: en el corazón del tradicional barrio de La Boca, un paseo frente a conventillos de chapa pintados de diferentes colores. Allí funciona una pintoresca feria con artistas y bailarines de tango.

  • Barrio Chino: en cuatro manzanas del barrio de Belgrano, se concentran varios comercios regenteados por la comunidad china local: desde supermercados hasta bazares con productos orientales, pasando por decenas de restaurantes de comida oriental. Un paseo divertido que vale la pena realizar.
  • Reserva Ecológica: en la zona sur se ubica el mayor espacio verde de Buenos Aires, favorito de quienes quieren pasear y andar en bicicleta. Si buscas un bocadillo al paso, atención a los puestos callejeros que venden sándwiches de bondiola (carne de cerdo) y el famoso choripan: sándwich de chorizo a las brasas.

SITIOS WEB RECOMENDADOS

SITIOS WEB RECOMENDADOS

SITIOS WEB RECOMENDADOS

Cook App (https://www.cookapp.com)
¿Quieres cenar en la casa particular de un chef local? Cada día cientos de cocineros profesionales y amateurs ofrecen platos caseros en sus hogares a través de esta web y de su aplicación móvil. Excelente opción para comer rico y conocer gente nueva.


Guía Oleo (http://www.guiaoleo.com.ar)
Incluye información sobre todos los restaurantes de Buenos Aires y opiniones de los clientes, quienes comentan y les ponen puntajes. La guía más completa para salir a comer en la ciudad.

Restorando (http://buenos-aires.restorando.com.ar)
Una web y aplicación móvil simple y ágil para reservar mesas en decenas de restaurantes porteños. Muchos de ellos ofrecen descuentos de hasta un 40% si reserva a través de este sistema.

Hoyquesale (http://hoyquesale.net)
Lo que comenzó con una cuenta de Twitter (@Hoyquesale) que recomendaba salidas nocturnas, se convirtió en una web que reúne toda la información necesaria sobre salidas y fiestas en Buenos Aires para todos los días y a toda hora.

Fuudis (http://fuudis.com)
Una vez por semana, organizan pequeños tours gourmet en los que un grupo reducido (entre 10 y 15 personas) recorren tres restaurantes o bares. En cada uno se come y se bebe algo distinto. Buen plan para conocer diferentes lugares y también para socializar.

Para bailar tango
Son varias las webs que informan sobre clases de tango y milongas. www.hoy-milonga.com, www.buenosairesyeltango.com, www.puntotango.com.ar son tres de las más recomendables, con información útil y al día para los amantes del 2x4.


SAN TELMO: HISTORIA, TANGO Y BOHEMIA

SAN TELMO: HISTORIA, TANGO Y BOHEMIA

SAN TELMO: HISTORIA, TANGO Y BOHEMIA

En el sector sur de Buenos Aires se ubica San Telmo, tal vez el barrio más tradicional y tanguero, hoy convertido en una suerte de Montmartre porteño, por la bohemia que se respira en sus veredas angostas. Más allá de la típica feria de antigüedades que atrae a turistas cada domingo en Plaza Dorrego, vale la pena perderse en esas calles empedradas y encontrar algún bar con picadas, cervezas y tal vez alguna milonga. La calle Defensa y sus alrededores marcan el pulso del barrio.


GASTRONOMÍA Y VIDA NOCTURNA

GASTRONOMÍA Y VIDA NOCTURNA

GASTRONOMÍA Y VIDA NOCTURNA

Un poco escondido en el complejo Buenos Aires Design, está el famoso Hard Rock Café. En tanto, el café La Biela, del otro lado de la plaza, es un bastión que mantiene el viejo encanto de la zona. No es barato, pero vale la pena sentarse a tomar un café y observar a los habitués y el tránsito de las veredas.




En lo que hace a restaurantes, se pueden encontrar algunos de los mejores exponentes de la alta gama porteña, especialmente en Tarquino, cuyo chef Dante Liporace derrocha talento en sus platos vanguardistas. No por nada el New York Times se ha deshecho en elogios con su restaurantes.

También hay buenas opciones en diferentes rubros: pastas en SottoVoce, carnes y pescados a la parrilla en Fervor, sushi en Dashi y pescados y platos españoles en el semioculto José Luis. Otros dos lugares imperdibles son Sirop (al fondo del Pasaje del Correo, el rincón más parisino de la ciudad) y Restó, un pequeño bistró ubicado dentro de la Sociedad de Arquitectos.

Tampoco faltan opciones más informales, como las empanadas de El Sanjuanino, las cazuelas de Cumaná y La Cholita y los platos mexicanos de El Salto de las Ranas. La parrilla Norte también tiene su encanto de bodegón.

En cuanto a dulces, hay dos paradas obligatorias: los helados artesanales de inspiración italiana de Arkakao, elaborados en el día con materia prima de primera calidad. La otra es Smeterling, una pastelería a la que se acerca gente de toda la ciudad para llevarse tortas y mini cakes. Además, hay que conocer los panes de L’Epi, elaborados con masamadre por dos panaderos franceses.

Por la tarde, hay algunos bares que ofrecen buenos happy hours. Sobresale Million, que desde hace 15 años ofrece pinchos, tapeos y buenos tragos en un hermoso petit hotel. Especialmente en tardes cálidas, conviene pedir una caipiroska y sentarse en la escalera de mármol a observar el jardín arbolado. En plan más rústico, Jack the Ripper tiene cervezas, whiskies, tragos clásicos y uno de los happy hours más convenientes: 2x1 en toda la carta en ciertos horarios. Ojo que la carta de platos aquí es inexistente. Por último, Portezuelo es otra barra digna, con una amplia variedad de bebidas y una sección dedicada a las absentas.