dazzler hoteles 
Recepción  (+54 11) 3220 4490
 RESERVAS  (+54 11) 5217 5799
reserve online

LA CIUDAD

LA CIUDAD

LA CIUDAD

El incesante crecimiento demográfico que vive Buenos Aires hace que la actividad social y comercial se expanda hacia los suburbios. Así, cada vez más empresas se instalan en las afueras de la ciudad y cada vez más familias deciden mudarse los barrios cerrados de estas zonas, alejadas del tránsito y los edificios.

Campana, situado a 75 kilómetros del centro, tiene varios puntos en común, a pesar de estar ubicado sobre otro ramal Escobar de la Panamericana. La zona vivió un crecimiento exponencial en la última década y además tiene una larga historia como una de las áreas industriales más pujantes de la provincia de Buenos Aires con un importante puerto comercial sobre el río Paraná.


PILAR

PILAR

PILAR

Pilar, ubicado a unos 50 kilómetros al norte de la ciudad, ha crecido mucho en los últimos años, sumando decenas de barrios cerrados, centros comerciales, restaurantes y actividades recreativas, sobre todo a partir de mediados de los años 90, cuando fue ensanchada y modernizada la ruta Panamericana, una de las principales arterias de acceso al centro.


MUCHO MÁS QUE UN ZOOLÓGICO

MUCHO MÁS QUE UN ZOOLÓGICO

MUCHO MÁS QUE UN ZOOLÓGICO

Otro gran atractivo cercano a Campana es Temaiken, un enorme bioparque de 34 hectáreas en el que se puede ver animales viviendo en hábitats recreados de acuerdo sus lugares de origen. Podrás observar de cerca, entre otras especies, suricatas, murciélagos, flamencos y tigres. También hay un gran acuario y una granja en la que se le puede dar de comer a los animales. Todo esto, complementado por muestras interactivas de gran calidad. Si estás acostumbrado a los viejos zoológicos de animales enjaulados, aquí encontrarás una nueva forma de conectarte con el mundo animal. Un paseo imperdible, tanto para adultos como para chicos.

Si compras tus entradas para Temaiken en el hotel Dazzler Campana, recibirás un 15% de descuento.


GASTRONOMÍA

GASTRONOMÍA

GASTRONOMÍA

Uno de los principales atractivos de Campana tiene que ver con un restaurante. Se llama Italpast comenzó en 1995 como una casa de pastas y hoy es, según los expertos, uno de los mejores restaurantes de comida italiana del país. Los tortelloni burro e oro (de ricota, parmesano y nuez moscada, son salsa pomodoro y manteca) son una de sus especialidades, entre muchas. Además, tiene una gran cava de vinos. No por nada muchos porteños vienen especialmente desde la capital a conocerlo.


El restaurante del Hotel Dazzler Campana, en tanto, también es una excelente alternativa para cualquier horario del día, con una variada opción de sándwiches y pastelería, y un muy conveniente menú ejecutivo de lunes a viernes al mediodía (plato principal + postre + bebida)

Pero hay más opciones: a unos 15 minutos de Campana está Ingeniero Maschwitz, uno de los partidos más pujantes de la zona con varios barrios privados que comenzaron a poblarse en los últimos años. Acompañando este fuerte crecimiento demográfico, surgieron nuevas opciones de restaurantes. Concretamente, hoy funcionan allí dos galerías gastronómicas-comerciales: Mercado de Maschwitz y Paseo Mendoza.

En el primero encontrarás restaurantes para todos los gustos. Hay sushi en Yoko's, pizzas en Dream Catcher, cocina italiana en Club Sportivo (con una simpática ambientación inspirada en la pasión por el fútbol), carnes a la parrilla en Ley Primera, platos vegetarianos en La Anita. También hay un bar de vinos que ofrece tablas de quesos y fiambres (Cata). Y para el postre, no dejes de probar los helados artesanales de El Zeppelin.

Algo más pequeño, Paseo Mendoza tiene una onda informal y bohemia, donde suele haber shows en vivo al aire libre. Allí encontrarás restaurantes como el bar El Chiringuito, inspirado en los bares españoles. Su fuerte son las tapas, los tragos y la cerveza artesanal tirada. Ramona es un pequeño bistró con platos caseros; Matryoshkaté, una casa de té con pastelería de primera; y Trébola una opción todo terreno, como para comer pizzas o comidas simples.

Otra zona cercana (a solo cinco minutos) que creció mucho es Los Cardales, que también ofrece buenas opciones para comer, sobre todo Chizza, todo un referente en cuanto a alta cocina y variedad de vinos (tiene una cava con más de 3000 etiquetas). Aquí probarás inolvidables platos de autor con toques mediterráneos. Al igual que Italpast, Chizza es uno de esos restaurantes por los cuales muchos porteños de Capital están dispuestos a viajar 70 kilómetros. Abre de miércoles a domingo y conviene reservar.


SHOPPINGS Y COMPRAS

SHOPPINGS Y COMPRAS

SHOPPINGS Y COMPRAS

El principal centro comercial cercano a Campana es Portal Escobar, que queda a 20 minutos del centro y cuenta con un importante hipermercado y un shopping con locales de primeras marcas.

Pero también vale la pena acercarse a Maschwitz y pasear por los ya mencionados Mercado de Maschwitz y Paseo Mendoza, ambos con espacios al aire libre y una onda mucho más descontracturada que un shopping tradicional (en Paseo Mendoza, por ejemplo, hay un local de frutas y verduras orgánicas, ateliers, boutiques de artesanías y bazares con objetos vintage). Eso sí: en ambos casos el consejo es que lleves dinero en efectivo, ya que muchos de estos negocios no trabajan con tarjetas de crédito.


Otra buena alternativa para es acercarse a Pilar, donde puedes encontrar varios shoppings, la mayoría de ellos situados sobre los márgenes de la Panamericana. La intersección de esa ruta y la calle Las Magnolias, por ejemplo, concentra a tres de los malls más completos de la zona. Las Palmas del Pilar, con un gran hipermercado e importantes marcas de ropa; Shopping Torres del Sol, con un lindo patio de comidas al aire libre; y Village Cinemas Center, un complejo con 8 salas de cine, además de un bingo, parque de juegos para chicos y cinco restaurantes.


A pocos kilómetros de allí hay otros dos agradables paseos comerciales con galerías al aire libre: Paseo Pilar y Paseo Champagnat.

Es importante aclarar que para llegar a estos lugares es necesario manejarse en auto o en remís, ya que no hay taxis en Zona Norte. Los remises son como taxis, pero no se paran en la calle, sino que debes llamar a una remisería para que vengan a buscarte. En cualquier restaurante, o en la recepción del hotel te ayudarán a conseguirlos.